cine, comic, genialidades

Watchmen 9.9

El pasado día seis de marzo se estrenó la adaptación que Zack Snyder hizo de Watchmen, cómic legendario donde los haya y que tuve la suerte de conocer hace un tiempecillo.

dscn7737

Antes de nada, quiero decir que todos temblamos cuando supimos que le habían cambiado el final. ¿La habrá empastrado? Zack, eres un colega, y teníamos miedo de que nos traicionases. Por suerte, sabes moverte, y no ha sido así: efectivamente, el final encaja (e incluso simplifica y mejora) el original, ¡sin cambiar el sentido!

Eso es lo más interesante de todo: para los seguidores acérrimos, se han quitado o disimulado muchas explicaciones que en el cómic existen y en la película no (llamadme inepto, pero en la película no encontré la justificación de como El Comedidante sabe lo que sabe para que le pase lo que le pasa), y no obstante, el film conserva la esencia, el espíritu del libro original.

Esto es algo que le cuesta mucho entender a algunos: es una adaptación, no una traslación. Lo que han hecho ha sido presentar la obra en formato cinemático, que por tener un lenguaje diferente no puede contarse igual que el cómic. Se siente, pero a mí el resultado me ha parecido genial. Los fans identifican el cómic en la película, y los espectadores de a pie pueden entender (con algo de neuronas) la complejidad de la historia.

El mejor personaje, el más acertado, es Rorschach. Decir increíble se queda corto. También las escenas de pelea son un punto fuerte; añaden el movimiento que no pudimos ver en el  cómic. Tanto la fotografía como el guion deberían de aparecer en cada ejemplo del Bordwell y Thompson.

Cuando acabó me grabé con la cámara. No se ve muy bien, pero la cara de gilipollas se distingue…

¡Id a verla,  crápulas, que alguien le ha dado una puntuación de infinito!

Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+Share on Reddit
Standard