Cuaderno de ideas

Cuídate mucho

La paja en el ojo de Dios es una novela que trata del primer contacto con una forma de vida inteligente, en un futuro lejano. Esto se hace posible porque los sapiens han alcanzado dos escalones primordiales para el salto interestelar que les han permitido explorar la galaxia:

  • Impulsor Alderson: permite utilizar puntos específicos cercanos a las estrella para saltar entre sistemas solares.
  • Campo Langston: escudo energético que permite repeler las extremas condiciones de cercanía a una estrella; por extensión, es una herramienta de guerra capaz de proteger ciudades enteras.

Desde el abandono de la Tierra, el tiempo pasa y todo lo que los humanos encuentran son formas de vida no racionales. Las tornas cambiarán cuando los homínidos encuentren un velero solar a la deriva cuya procedencia apunta a La Paja, una estrella perdida en un punto solitario del Cosmos.

La novela presenta a una especie racional capaz de alterarse genéticamente según las necesidades, encerrada en aquel lugar en ciclos de expansión y crisis perpetuos. Son una proyección de nuestros propios demonios tecnológicos.

Además de recomendarla (si lo que te gusta es la ciencia ficción dura, la novela bélica y naves espaciales como fusiles de mercurio), te invito a comparar su argumento con este vídeo:

Me ha llamado la atención porque me he preguntado de qué pasaría si en vez de tratar a los discapacitados como sujetos evitables los tratásemos como sujetos útiles en el ámbito de sus competencias. Si un discapacitado es bueno en algo, ¿por qué no potenciarlo? Como en la novela.

Aceptemos por un momento un escenario de libertad total. Tengamos la mente abierta (¡es sólo un experimento!). Todo esto me sugiere una dicotomía entre qué podría llegar a pasarnos si llegamos a copiar y modificar genéticamente como lo hacen los pajeños, buscando en estirpes de individuos soluciones a problemas concretos. Proyectemos la selección genética por motivos utilitarios hacia sus últimas consecuencias. ¿Y qué nos sale? Tenemos varios escenarios (que pueden convivir):

  • El aborto, la educación sexual y los anticonceptivos proporcionan un entorno selectivo donde aceptar la discapacidad depende de cada uno y de su entorno de desarrollo.
  • Una eugenesia por aquellas mutaciones y genotipos que supongan una ventaja en algún capo de interés.
  • Una división de la especie en su especies; el concepto de “raza” se generaliza para los caracteres aparentes, cuando el concepto de “función” se generaliza para los caracteres utilizarios.

Interesante y muy como tener boca y no poder gritar.

Cuídate mucho.

Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+Share on Reddit
Standard

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *