Cuaderno de ideas

Un paradigma de guion

Un guion es el conjunto de puntos interconectados; de objetos, personajes, eventos, antagonismos, etc. Un guion gana consistencia cuanto mejor interconectados estén los vínculos (tropos) de esa historia.

Por ejemplo:

  • Un mechero se olvida en una mesa. La unión de la metonimia de un personaje (el mechero) con el contexto de la mesa (que puede comprometer al personaje) hace avanzar la historia por el conflicto que potencialmente provocará la presencia de ese personaje en ese contexto..

  • Una acción puede tener un antagonista (secuencia de acción), y en ese caso los personajes protagonistas necesitan buscar una acción mejor para vencer al antagonista y ganar valía.

  • Un objeto puede cobrar mucha relevancia (MacGuffin) si se presenta con una finalidad en la historia. Esa finalidad podría verse satisfecha alterando otro tropo de la historia o verse truncada a modo de sorpresa para el espectador.

  • Una situación puede modificar el comportamiento de un personaje, y eso puede llevarle a cambiar su conducta.

 Muchas veces se crea un silogismo narrativo o Y griega: dos elementos, combinados, acaban resultando en un tercero que no habría existido de otra forma.

  • Un hombre y una mujer engendran un hijo.

  • Las acciones combinadas de dos personajes provocan un giro brusco de los acontecimientos.
Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+Share on Reddit
Standard