cine

¿Tres qué?

Por fin he visto Avatar. Por fin, sí, si podemos llamar ver a lo que entró por mis ojos con una distorsión rojiazulada. Cómo no, firmada por la prestigiosa marca cacique “Dolby”, inventores del “Dolby Surround“: ese engendro caro para los productores pero de apariencia pobre que consistía en escribir el sonido en los intersticios de las perforaciones del celuloide y que, tras cada reproducción, perdía calidad. Una maravilla.

avatar-movie-wallpaper-003-1024x768-copy

De entre todos los modelos de gafas, nos tocaron los Dolby 3D. Estoy seguro de que hay mejores. Sin duda. Entre otros problemas, caí en la cuenta de:

* Ciertas distorsiones en los bordes de la imagen y/o en las zonas en las que yo no miraba.

* Pérdida de luminosidad exagerada entre la imagen proyectada y lo que luego salía filtrado por las gafas.

* Dificultad para ponérmelas junto con unas gafas comunes, y sumado a ello excesivos brillos en los cristales de las mías.

* Empastres tridimensionales.

Lo que se lee: si no era porque a menudo tenía la sensación de que no estaba amortizando la película, me revolvía porque “algo está pasando en 3D” pero me costaba entenderlo.  Otro handicap fue que, en el bendito cine “en tres dimensiones” echaban en falta el enfoque selectivo (vamos, que lo usaban como en el cine clásico, y si uno se quitaba las gafas se “coscaba” de que la imagen era igual de plana que en el cine común)… lo que no tiene mucha lógica, porque si lo que quieren es emular nuestra percepción real, el enfoque selectivo lo ponemos nosotros. Una tecnología fiel sería aquella que me permitiese a mí enfocar al actor principal o desenfocarlo y mirar los detalles del fondo; como en la vida real, vamos.

Pero, claro, aquí se me lanzan al cuello las mentes creativas. Así que añado: vale,  que hagan enfoques selectivos si es artístico, pero yo quiero amortizar la entrada, que para algo he tenido que pedir un crédito.

En cuanto a la percepción tridimensional, la información nueva se utiliza para crear dos sensaciones principales: profundidad y extensión de la pantalla hacia los espectadores. Ya os digo, que por lo lamentable de mi experiencia creo que lo vi en dos dimensiones y media, todo muy opaco, entendiendo cierto volumen pero sin exprimirlo al máximo. Me dio bastante pena. Lo más “subversivo” (y no mucho, porque ya había asistido a un par de proyecciones en parques de atracciones) fue el gato de Alicia en el país de las maravillas (2010) saliendo de la pantalla.

¿Sobre Ávatar? Lo que ya os podéis imaginar: todos los tópicos inimaginables, novedades, etcétera, ya están dichas. Yo únicamente propongo una sinopsis alternativa: zoofílico trastornado amenaza el tejido empresarial neocapitalista… “y son azules”.

Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+Share on Reddit
Standard

2 thoughts on “¿Tres qué?

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Yackyl says:

    No entiendo el chiste de la viñeta, xD Es por el rojiazul de las gafas?O.o

    Quitando la *utada de la dificultad de mis gafas y la pérdida de iluminación, yo la veía bien… y si me quitaba las gafas no la veía tan bien… xDDDD
    De todo el 3D que había, lo que más me gustó e impresionó fue la calabaza que te dice que te pongas las gafas, que estás en 3D (y el gato, xDD).

    Y son azules… xDDD

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *