cine

La otra cara del cine

Últimamente me ha estado rondando una entrada de Microsiervos que ya tiene bastante tiempo, titulada “Resúmenes de películas políticamente incorrectos“, tan buena como la de “Películas al revés“. Y, no sé si por el insomnio o las ganas de escribiros unas líneas, quería hacer mi pequeña aportación, cutre, garrulla y calificada como plagio confeso, por eso de ser un poco más como esos que molan. Qué poca personalidad tengo.

Y es que…

Si ves Titanic al revés, ves como un barco hundido emerge de las aguas, los zombies empiezan a bailar y comer como ricos y se van a vivir a Southampton, Inglaterra.

Si ves Rocky al revés, ves como un boxeador profesional que no logra nunca llegar a lo alto del podio se echa a perder cuanto más entrena, se separa y acaba como un médico de barrio (por eso de que en vez de romper dedos los arregla).

Si ves El Señor de los anillos al revés, ves como unos hobbits roban un anillo, y sorpresivamente cualquier enemigo potencial les deja el camino libre para volver a casa, donde Frodo le regala el anillo a su tío Bilbo, que celebra una fiesta por ello.

Si ves Salvar al soldado Ryan al revés, ves como unos americanos  cansados se animan y empiezan a reparar todo lo que han roto en la Segunda Guerra Mundial. Se devuelven las balas y de despiden en la playa.

Si ves El graduado al revés, ves como un adolescente enamorado abandona a su novia para acostarse con la madre de ésta, pierde su titulación y al final se marcha de Erasmus.

Si ves American Pie al revés, ves como un grupo de adolescentes alcoholizados y drogadictos deciden cambiar su vida y empezar de nuevo.

Y, en resumidas cuentas…

8 Millas: adolescente con problemas se mete en más problemas.

Dogville: enfermos mentales confunden un hangar con un poblado de la Norteamérica profunda.

Un final madre in Hollywood: estado liberal fomenta el trabajo de discapacitados más allá de la edad de jubilación.

El cuervo: gótico-emo víctima de acoso sufre una crisis emocional y  despotrica.

Home: un helicóptero acosa a gente tercermundista.

El pianista: judío obtiene trato de favor y abandona a sus semejantes.

Babel: a gente cualquiera le pasan cosas sin la mayor relevancia para el resto de la humanidad.

Hackers: adolescentes criminales amenazan el sistema financiero y visten mal.

Star Wars: republicanos y extremistas religiosos luchan contra el orden establecido.

Cube: puedes pernsar que todo te va mal pero, créetelo, que te podría ir peor.

TRON: gamer se da cuenta de que los bots tienen sentimientos. Y Windows Vista es malo.

Piratas de Silicon Valley: Bill Gates es un ladrón, Steve Jobs es un déspota y los de Xerox lo inventaron todo.


A propósito, un gran (re?)descubrimiento: http://www.frkncngz.com/

Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+Share on Reddit
Standard

One thought on “La otra cara del cine

  1. Pingback: Bitacoras.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *