conspiranoia

Demasiadas coincidencias

La tasa de mortalidad de la gripe A no es mayor que la de la gripe estacional aunque, coniciendo a nuestro queridísimo Donald Rumsfeld, tal vez alguien se haya dedicado a exagerar un poquito las cosas.

Y es que este grandísimo hombre de bien no sólo fue uno de los artífices del fraude de Iraq, sino que además guarda cierta relación con el bienaventurado y salvador Tamiflú. Yo cito:

Obviamente la respuesta al protagonismo del Tamiflu en nuestras vidas no es científica sino puramente comercial. El Tamiflu era hasta 1996 propiedad de Gilead Sciences Inc. empresa que ese año vendió la patente a los laboratorios Roche. ¿Y saben quién era entonces su presidente? Pues el actual Secretario de Defensa de Estados Unidos, Donald Rumsfeld, que aún hoy sigue siendo uno de sus principales accionistas.

Eh, ¿esto qué es? Esperad un momento… ¿Un pajarillo me dice que, no sólo no había armas de destrucción masiva en Iraq, han muerto incontables civiles y soldados inocentes, y se ha desestabilizado un país, sino que el mismo demiurgo cabrón me vende la “panacea” contra un virus que es menos mortal que la gripe que ya he pasado? Aquí huele a gatete encerrao’

Y siempre hay un problema en estas cosas: que al final son como una red de mentiras donde ninguna pista es fiable y donde todo parece operar en contra de los que intentan ver más allá de lo que creen y difunden los medios tradicionales.

Aunque lo que más me duele es que el gobierno vaya a comprar con mis impuestos millones de pastillas-trademark, en vez de luchar porque la OMS, “en nombre de la salud mundial”, omitiese la patente y diese su voto para la fabricación genérica de dicha pseudomedicina; así, como mínimo, no  nos costaría tan cara. Además, claro está, que esto no va a pasar.

Lo que de verdad me pregunto es hasta cuándo vamos a aguantar que estos caraduras nos tomen el pelo. Desde que Estados Unidos usó el tema del Maine para desbancar a España como potencia mundial hasta el 11-S, ya han habido demasiados casus belli dignos de sospecha. Y no digamos de lo que se ccomenta en Zeitgeist Addendum

Pero, pensado fríamente, seguro que unos pocos inadaptados hemos estado creando un estado de paranoia colectiva. Debemos de haber soñado con demasiadas coincidencias. Es probable, y lo digo casi con total seguridad [guiño, guiño], que requiramos el uso inmediato de psicofármacos. ¡Qué pena que los fabrique Roche!

;D

Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+Share on Reddit
Standard