cine

Star Trek XI

De Star Trek he visto algunas películas, y trozos sueltos de su historia aquí y allá. De Star Wars he visto las seis películas varias veces, he jugado a más de un Jedi Outcast y he leído algún cómic. Sin embargo, la primera cosmología pesa mucho más que la segunda en mi escala de valoración, y más cuando estrenan una película que reinventa y mejora la saga, y que con toda probabilidad aumentará el número de trekkies en este friki, friki mundo.

Todo lo que voy a decir lo digo con el respeto que se merecen los Jedi, pero hay que admitir que tras ver las peleas en el espacio el señor Lucas (en el ranking de las personas más ricas del mundo, y todo gracias a la venta de merch) debe de estar ahora mismo secándose las lágrimas por el canastazo que le han colado. El trabajo en Star Trek XI es envidiable hasta para Lucasfilm.

La primer marca reseñable es el apartado técnico, donde se ha optado por aberrar planos y destacar muchísimo los brillos (incluso artificiales) contra las lentes del objetivo. Mucha cámara estabilizada, también. Todo crea en su conjunto una situación dinámica en el película que dura desde el primer hasta el último minuto.

kirk-in-ice_l

Otro punto fuerte  es el lavado de cara que se le ha dado a la estética y los efectos especiales. J. J. Abrams ha hecho un buen trabajo. Junto con su tratamiento fotográfico el resultado es una película que también puede gustar al público de Star Wars, más acostumbrado a ver millares de lucecillas recorriendo la pantalla mientras el mundo explota en pedazos.

Además, hay que sumarle el que se haya conseguido mantener intacta la esencia de la saga:  Star Trek, además de una historia de ficción, es enteramente un ensayo sobre dilemas humanos, sobre problemáticas personales y sociales en un universo donde la tecnología no ha olvidado a la filosofía. Claramente, llega mucho más lejos que una luna artifical armada con un láser luchando contra cien encapuchados que empujan sin tocar (y a mí también me gusta eso, no lo niego). Llega dentro, hondo, si dejas que llegue y olvidas el prejuicio del pobre Spock. Siempre que digo “Star Trek” la gente responde “Spock”.

Dejémoslo claro: al igual que todas las series de CSI (Miami, Las Vegas, NY), Star Trek tiene series (entre las cuales, la mayoría de las veces, los personajes no se conocen e incluso están alejados décadas en la historia); además, hay películas y videojuegos. Kirk y Spock son sólo dos personajes de la primera serie, “The Original Serie”. Podéis encontrar más información sobre la amplitud de Star Trek aquí y aquí.

uss-kelvin-ncc-0514_l

Un problema importante con el que compite esta superproducción es que Star Trek también tiene la etiqueta de “intelectual”, de “cosa para listos y raritos”. Yo, sinceramente, no creo que se así; otra cosa es que el público en general sufra de oxidación mental (y dejemos de lado el contraargumento de que en el cerebro se oxida parte del oxígeno que respiramos :d). Mi consejo es que os olvidéis por un día del botellón y calentéis la butaca del cine; si la película os defrauda, yo os devuelvo el dinero.

Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+Share on Reddit
Standard

One thought on “Star Trek XI

  1. Pingback: Bitacoras.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *