ralladas

Kippel, kippel, kippel

Para que nos entendamos,

kippel son los objetos inútiles, las cartas de propaganda, las cajas de cerillas después que se haya gastado el último, el envoltorio de un chicle o el diario del día anterior. Cuando no hay gente, el kippel se reproduce (…) el kippel expulsa el no-kippel (…) nadie puede ganar al kippel, a no ser, quizás, de forma temporal y en un punto determinado, como mi apartamento, donde he conseguido un equilibrio entre kippel i no-kippel, al menos por ahora (…),

Según la web del kippel , que cita literalmente la obra de Philp K. Dick ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?

Y, ¿por qué me acuerdo del kippel? Porque tengo que reorganizar mi cuarto, y de momento el no-kippel permanece oculto entre montañas de kippel. Es más, talvez no sea así y realmente se haya transformado…

Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+Share on Reddit
Standard

2 thoughts on “Kippel, kippel, kippel

  1. elena says:

    si? pues si existe un planeta de origen de todos los kippels del mundo… ese es mi habitacion! dios… cuando conseguire deshacerme de tanta basurilla
    🙁

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *