juegos

Enemy Territory: Quake Wars

Muchos todavía no conocen este juegazo , publicado allá por septiembre de 2007. Por si estáis buscando algún juego al que engancharos, o estáis dudando entre si comprarlo o no, voy a regalaros mi modesta opinión del que pienso que es un juego al que se le podría sacar muchísimo partido 😉

¿De dónde nace la idea del juego?

Enemy Territory: Quake Wars tiene historia. En primer lugar, debemos de recordar toda la saga de Quake , pero también el antiguo Wolfenstein 3D . Hace ya unos años crearon la secuela Return to the Castle of Wolfenstein . Posteriormente, se pensó en una expansión que acabó siendo un juego propio standalone llamado Return to the Castle of Wolfenstein: Enemy Territory . Y, luego de todo este trajín, se optó por adaptar la idea de juego multijugador cooperativo al universo Quake. Ya se sabe: usar el motor del Quake tiene sus consecuencias 🙂 ¿El resultado? Seguid leyendo…

Juego cooperativo

Éste juego no se basa en matar. De hecho, la puntuación en una partida no va por asesinatos y muertes, sino por experiencia . Y ésta, a su vez, tampoco se gana necesariamente matando. Cuando uno acepta pertenecer a una fuerza de combate adopta un rol: soldado, sanitario, ingeniero, operador de campo o espía. Para cada ejército hay un nombre distinto en las clases.

La cuestión es que cada mapa se divide por zonas de control, que dominan cada uno de los adversarios en función de qué objetivos se cumplen. Pueden haber muchos soldados disparando, que mientras un ingeniero no construya un puente para que pueda avanzar el tanque que ha de ser escoltado la partida permanecerá estancada y, al acabar el tiempo, ganarán los alienígenas (los Strogg ). Puede haber muchos ingenieros colocando torretas antiinfantería y antivehículos, muchos operadores de campo construyendo artellería y lanzando bombardeos, que si los espías no piratean los aparatos electrónicos la partida quedará estancada. Del mismo modo, puede haber muchos médicos alienígenas creando huéspedes (cuespos muertos que alojarán a nuevos alienígenas en la fasa de respawn), que mientras los ingenieros no construyan un láser la partida permanecerá estancada.

Cada uno tiene sus objetivos, y cuando seleccionas una clase optas normalmente por una de las muchas tareas que se te ofrecen para ganar experiencia. Pero, principalmente, en cada momento de la partida y para cada objetivo grupal hay una clase principal.

Click para agrandar.

Por ejemplo: al escoltar el tanque, los humanos (el GDF ) necesitan ingenieros que lo reparen. Y ése es el objetivo principal. Sin embargo, los ingenieros no son inmortales, y necesitan médicos que los curen e incluso reanimen. Pero también necesitan soldados que los escolten, y los soldados necesitan depósitos de suministros que despliegan los médicos. Sin embargo, a veces los soldados y los médicos no dan a vasto, y necesitan operadores de campo que ataquen con bruscos bombardeos sobre las líneas enemigas. Del mismo modo, los ingenieros pueden ser atacados por artillería, así que les conviene desplegar torretas interceptoras de artillería y, de estar esto hecho, talvez les sea conveniente construir torretas antivehículos o antiinfantería para ayudar a sus compañeros. Pero todo funcionaría aún mejor si algún espía pide un radar para localizar las posiciones enemigas y poder anticiparse.

Ahora, del lado de los Strogg, podríamos decir que se necesita eliminar a todo aquel cerca de la tanqueta escoltada. Así que necesitamos espías para localizar al enemigo o disfrazarse de él y acuchillar a los ingenieros; ingenieros aliados que construyan torretas antivehículos que destruyan el tanque una vez esté reparado, soldados Strogg (mucho más fuertes y con más vida que los humanos) que amedrenten la fuerza enemiga, operadores de campo que opriman y buff…

Creo que se entiende: es un juego cooperativo donde existe un objetivo grupal que ha de realizar una clase principal que ha de ser apiyada, y que va cambiando a lo largo de la partida (escoltar, piratear, destruir, etc.), y multitud de objetivos individuales (construir, reparar, reanimar, curar, defender durante un tiempo, etc.). Por ello, no es un juego "de tiros". El teamworking (trabajo en equipo) es esencial, y se critica una mala cooperación al final de las partidas 🙂

Una mezcla de estilos

ET:QW es una mezcla entre el Enemy Territory (por el espíritu cooperativo), Battlefield 2142 (Por los vehículos y el mapa completo y abierto) y el universo Quake (Por la ambientación y la sensación constante de estar en la línea de fuego, al más puro estilo de los shooter old school ).

Avanzar, siempre avanzar

El juego tiene un sistema completo de estadísticas que permite compararte con otros usuarios. Además, en cada campaña puedes conseguir mejoras para tus clases gracias a un buen trabajo.

Si desempeñas tus funciones, ganas experiencia, y la experiencia se premia con chalecos antibalas, más paquetes médicos para desplegar, más depósitos médicos para desplegar, regarga mejorada, más munición, etc.

Al contrario de lo que pueda parecer, esto no supone una desventaja, sino una motivación. Al principio de cada pantalla (tres mapas) todos empiezan con la experiencia a cero, y pueden ir consiguiendo mejoras si cumplen con los objetivos de su clase. Esto es, si colaboran con el rol que se les pide jugar dentro del mapa.

Dos ejércitos diferentes

Seguramente mi opinión aquí será muy criticable, pero tened en cuenta que es sólo una aproximación de estas dos fuerzas enfrentadas.

Los Strogg

Son la fuerza alienígena invasora. Son más resistentes que los humanos, sus armas cortas son más potentes y utilizando el cuchillo son demenciales. Sus espías tienen "drones" (pequeños robots voladores que pueden explotar), y los ingenieros que hayan ganado mucha experiencia pueden usar otros drones que sirven para reparar a distancia. Sus vehículos incluyen una tanqueta de choque capaz de destruir un tanque con el campo de fuerza activado, una nave-araña que se desplaza a gran velocidad, un jetpack con lanzagranadas, un tanque de asedio y un bípode infernal (que levanta la ira de los jugadores del equipo contrario si se sabe utilizar). También son capaces de alojarse en huéspedes que crean los médicos con los cadáveres enemigos, para así no tener que caminar tanto desde el punto de salida.

Por contrapartida, son muy lentos curándose (ya que las células de su materia vital, el stroyent, les dan un poco de vida y un poco de munición), resucitar les es muy difícil, su artillería es algo más débil que la humana y carecen de vehículo monoplaza.

El GDF

Son la fuerza humana que se defiende. Son más débiles que los Strogg, y en un uno contra uno es normal que gane el alienígena. Sus armas son normalmente el mismo fusil con distintas mejoras, y no pueden hacer mucho contra las torretas Strogg. Por decirlo de forma sencilla: caen como moscas.

Eso sí: los humanos son el Fénix del juego. Sus médicos despliegan packs de vida que curan una buena porción, sus operadores de campo despliegan los mismos paquetes pero de munición, y ambas clases pueden solicitar depósitos de suministros (que hacen que los soldados no tengan que depender de su cercanía). Basta un click para que un médico reanime con las palas a un humano caído en combate, lo que hace que sea fácil matar a uno pero difícil eliminar a la masa. Otra de sus grandes ventajas es poseer un vehículo monoplaza y otro anfibio, así como dos modelos de helicóptero. El Hummer, su aparato de artillería por excelencia, es brutal.

Dicho esto: dos equipos diferentes y cada uno con su estilo de juego. De verdad, se disfruta cambiando. Esto no lo ofrecen otros juegos como Battlefield 2142 , donde únicamente cambian las armas. Éste es el Starcraft de los shooter multijugador.

Conclusión

El juego me gusta. Talvez le falten mapas, pero no se puede decir que no tenga variedad. Hay muchas formas de jugar una partida, y si se usa el chat de voz es una gozada reírte con tu equipo y planear estrategias conjuntas. No está nada mal que varios jugadores compartan un vehículo y que los ingenieros los reparen. Tampoco que tu ejército demande cosas que sólo puede hacer tu clase. Tampoco que al final de la partida se despliegue un ranking con los mejores jugadores en cada categoría: más certero, mejor médico, mejor ingeniero, más daño causado, más enemigos asesinados, más muertes de equipo, etc.

Si tuviese que recomendarlo, lo haría por dos razones:

1) No consiste en matar y matar, sino en cooperar. Cuando juegas, te acabas olvidando de matar y empiezas a cumplir obetivos.

2) No aburre, porque hay tantas cosas por hacer que siempre puedes cambiar, y además el sistema de medallas te anima a ir variando tu estilo de juego para conseguirlas.

Firma: un incondicional del Return to the Castle of Wolfenstein: Enemy Territory 😉

Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+Share on Reddit
Standard

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *